varios 1 20160603 1928839860

¿Qué nos pasa?¿En qué estamos pensando? ¿Por qué lo más importante de nuestra vida se vuelve a veces invisible? Claro que los queremos pero…¡nos perdemos tanto de ellos!

Cuando queremos recuperar la distancia, hay un mundo entre nosotros. Nuestro vacío lo han llenado los amigos virtuales, redes sociales, series televisivas o juegos on-line. Los escuchamos reírse en su habitación, a carcajadas, hasta que llamamos a su puerta y nos reciben con la expresión de no ser bien recibidos. ¡Molestamos!A veces ellos se desconectan. A veces, nosotros. En ocasiones, los dos. Se envuelven en sus cascos, en su habitación y dejamos que pase la vida, la suya y la nuestra, detrás de una pantalla. Y ese es el comienzo porque poco a poco nos hacemos invisibles para ellos. Ya no nos necesitan porque todo lo encuentran tras esas pantallas.

varios 2 20160603 1850533613

En la Misa que celebró en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco medita en la Carta de Santiago y advierte que quienes acumulan riquezas a causa de la explotación de las personas cometen un pecado mortal, y son como sanguijuelas.

 El Papa dijo que están equivocados quienes siguen la llamada “teología de la prosperidad”, según la cual “Dios te hace ver que andas en justicia si te da tantas riquezas”. “No se puede servir a Dios y a las riquezas” dijo el Pontífice, pues las segundas se convierten en “cadenas” que quitan “la libertad para seguir a Jesús”.

 

varios 1 20160603 1928839860¿Qué nos pasa?¿En qué estamos pensando? ¿Por qué lo más importante de nuestra vida se vuelve a veces invisible? Claro que los queremos pero…¡nos perdemos tanto de ellos!

Cuando queremos recuperar la distancia, hay un mundo entre nosotros. Nuestro vacío lo han llenado los amigos virtuales, redes sociales, series televisivas o juegos on-line. Los escuchamos reírse en su habitación, a carcajadas, hasta que llamamos a su puerta y nos reciben con la expresión de no ser bien recibidos. ¡Molestamos!A veces ellos se desconectan. A veces, nosotros. En ocasiones, los dos. Se envuelven en sus cascos, en su habitación y dejamos que pase la vida, la suya y la nuestra, detrás de una pantalla. Y ese es el comienzo porque poco a poco nos hacemos invisibles para ellos. Ya no nos necesitan porque todo lo encuentran tras esas pantallas.

varios 2 20160603 1850533613

En la Misa que celebró en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco medita en la Carta de Santiago y advierte que quienes acumulan riquezas a causa de la explotación de las personas cometen un pecado mortal, y son como sanguijuelas.

 El Papa dijo que están equivocados quienes siguen la llamada “teología de la prosperidad”, según la cual “Dios te hace ver que andas en justicia si te da tantas riquezas”. “No se puede servir a Dios y a las riquezas” dijo el Pontífice, pues las segundas se convierten en “cadenas” que quitan “la libertad para seguir a Jesús”.